• Hay momentos que no pueden explicarse, hay que vivirlos. El caminar por las siete puertas. Aquí se abre la primera puerta...
    Solo tienes que atravesarla.